27-05-2019

Receta de Verano para estudiantes: Gazpacho

 Receta de Verano para estudiantes: Gazpacho

En estos días de calor seguro que se cocina menos de lo habitual en tu piso de estudiantes, y es que lo que más apetece son los ensaladas y platos frescos y suaves. Una receta que se convertirá en imprescindible este verano en Barcelona va a ser el gazpacho: una sopa fría típica de Andalucía que es, además de super sana y refrescante, facilísima de hacer.

Solo necesitas una batidora, un colador tipo chino y unas cuantas hortalizas. En pocos minutos podrás invitar a tus roommates a tomar un delicioso y fresco gazpacho. Por supuesto también existe la opción de comprarlo ya hecho en el supermercado, pero cuando lo hayas hecho una vez, verás que es tan fácil y tan económico que preferirás un buen gazpacho “homemade”. Además pocas cosas son tan “typical spanish” así que aprende bien la receta para poder exportarla a tu país de origen y convertirte en el mejor embajador de la dieta meditarrenea.

Para 6 personas

  • 1 kg de Tomate pera
  • 1 Pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 1 Pepino
  • 1 diente de ajo
  • 250 ml Aceite de oliva virgen
  • 250 ml Agua
  • Sal
  • 50 ml Vinagre

 

Como en todo, hay muchas variantes de gazpacho: con pan, sin pan, con pimiento rojo, sin pimiento rojo, con cebolla o sin cebolla… Esta es la receta que más nos gusta, pero puedes ir probando variaciones tanto en ingredientes como en cantidades hasta dar con la que más te gusta.

 

 

 

 

Podríamos decir que la receta es tan fácil como trocear los ingredientes, meterlos en la batidora, colarlo y voilà…. Pero nos lo curraremos un poco más ????

Como decíamos antes, cada maestrillo tiene su librillo, y en nuestro librillo dice que si tienes tiempo y ganas, peles los tomates antes de incorporarlos a la batidora. Un truco que hace que sea muy sencillo hacerlo es, con un cuchillo hacer un corte en forma de cruz en la base del tomate. Después los pasas unos segundos por agua hirviendo. Ya verás que fácil es ahora pelarlos.

El gazpacho se puede tomar en vaso, bebido, o bien en plato, como la sopa de siempre, pero siempre siempre, bien fría. Puedes incluso ponerle unos cubitos de hielo.

Si quieres que la consistencia sea un poco más espesa, añade un poco de pan duro a la hora de batir. Así te quedará una sopa para comer con cuchara bien fresquita.

También puedes trocear un poco de cebolla, huevo duro, pepino, incluso un poquito de jamón serrano y echarlo a la sopa justo antes de comerla para elaborar un plato un poco más consistente.

Y si eres innovador, puedes añadir fresones, sandía…. Y darle un toque original a tu gazpacho.

Esperamos que te haya gustado la receta y ¡buen provecho!

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Aceptar
Medidas de prevención COVID19 en los pisos para estudiantes +info