27-05-2019

Moverte por Barcelona: Transporte público

Moverte por Barcelona: Transporte público

Barcelona tiene una amplia red de transporte público: todos los barrios y área metropolitana están conectados con sus ocho líneas de metro. Además, disponemos de dos líneas de tranvía recorren la ciudad de norte a sur, así como una amplia flota de autobuses llega a lugar de la ciudad. Todo ello se completa con las líneas de tren de cercanías, que no solo sirven para salir de la ciudad, sino para moverse rápidamente dentro de ella.

 

Si compras un abono podrás disfrutar del sistema tarifario integrado, que permite acceder a diversos medios de transporte, como el metro, el tren y el tranvía, con el mismo billete durante una hora y cuarto. Esto no es así si compras billete sencillo, que además es mucho más caro.

 

Enseguida verás que la red de transporte público de Barcelona es muy fácil de usar: en cada estación de tren y metro hay planos de ubicación, y dentro de los vagones en el metro se indica en paneles luminosos el recorrido de la línea.

El metro es una de las opciones preferidas por los barceloneses, ya que las ocho líneas de metro llegan prácticamente a cada rincón de la ciudad. Además, decenas de estaciones se interconectan para facilitar también el transbordo con otros medios de transporte, como el tren o los autobuses.

Por ejemplo, puedes llegar desde nuestro edificio para estudiantes Ramón Albó al centro de la ciudad en menos de 20 minutos con línea directa de metro (L4), o de nuestros pisos universitarios Robrenyo a la zona universitaria en solo 9 minutos.

Por la noche, el metro funciona ininterrumpidamente los sábados y las vísperas de algunos días festivos del año.

Cada línea de metro está identificada con un color diferente: L1 (rojo), L2 (lila), L3 (verde), L4 (amarillo), L5 (azul), L9 (naranja), L10 (azul claro) y L11 (verde claro).

Con respecto a los autobuses, en cada parada de autobús puedes ver toda información sobre las líneas, horarios y paradas. Es importante saber que los barceloneses usamos cuatro puntos básicos para orientarnos en la ciudad: sentido mar (este) o montaña (oeste) y Besòs (norte) o Llobregat (sur).

Por Barcelona circulan cerca de mil autobuses adaptados que recorren toda la ciudad y llegan, también, al área metropolitana.

La ciudad también tiene un servicio de buses nocturnos, el Nitbús.

Barcelona dispuso de tranvía hasta 1971, año en el que desapareció, pero por suerte, no de manera definitiva. Eso si, tuvimos que esperar hasta 2004, año en el que se recuperó como medio de transporte accesible, ecológico, cómodo y rápido. Hay dos líneas de Tram (como lo llamamos los barceloneses): la que recorre parte de la avenida Diagonal hasta algunas poblaciones vecinas del Baix Llobregat, conocida como Trambaix, y la que va paralela al litoral y llega hasta Badalona, el Trambesòs.

El servicio de Cercanías de Renfe une las diferentes estaciones de tren de la ciudad a través de cinco líneas que cruzan Barcelona y que la conectan con toda el área metropolitana y con las principales ciudades de Cataluña. Pero, además, la red de ferrocarriles de la ciudad dispone de tres líneas que conectan la zona alta con el centro y que llegan hasta las capitales del Vallès, Sabadell y Terrassa, mientras atraviesan el macizo de Collserola.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Aceptar
Medidas de prevención COVID19 en los pisos para estudiantes +info