27-05-2019

Moverte por Barcelona 2: bicicleta

Moverte por Barcelona 2: bicicleta

La bicicleta es la opción más limpia y sostenible para moverse por la ciudad. Barcelona está perfectamente condicionada para los ciclistas, con una red de carriles bici de casi 200 kilómetros que une la ciudad de norte a sur y de este a oeste.

Hay dos tipos de carril bici: el unidireccional, con una anchura mínima de un metro y medio, y el bidireccional, de 2,20 metros. Siempre están separados del resto de vehículos por una franja blanca de 30 centímetros y, en las zonas con circulación intensa, la separación se refuerza con piezas de caucho. Donde el carril bici se cruza con el de otros vehículos, está pintado de color rojo.  

Bicing

Para la gente que vive en la ciudad y que se quiere mover en bici sin tener una privada, el servicio de Bicing es la mejor opción. Se trata de un transporte urbano municipal basado en el uso compartido de la bici. Es muy fácil de utilizar y es ideal para los desplazamientos dentro de la ciudad, que está llena de zonas Bicing donde se puede coger o aparcar la bici. Para ser usuario, hay que activar la tarjeta. El abono es anual y cuesta 47,16 euros: los 30 primeros minutos son gratuitos.

Puedes darte de alta a través de su página web www.bicing.cat y realizar el pago con tarjeta bancaria. Recibirás una tarjeta en tu domicilio que deberás activar para poder empezar a disfrutar del servicio. En las estaciones de bicing verás que hay un sensor al que acercar la tarjeta y que te indicará qué bici puedes utilizar.

Te recomendamos que te baje la app Bicing, ya que desde la misma podrás consultar un listado de las estaciones y su ubicación en el mapa, con la disponibilidad de bicis y anclajes en cada una de las estaciones, además de planificar tus recorridos. La app indica las estaciones más cercanas a tu punto de origen y de final, que tramos del recorrido propuesto son por carril bici y además te da la opción de escoger entre tres tipos de ruta: la más rápida, la más segura (la que tiene más kilómetros en carril bici) y la más llana.

En este link tienes más información.

 

Si prefieres usar tu propia bici debes saber que es obligatorio llevar timbre para que los ciclistas puedan avisar de su presencia. Por la noche, hay que llevar luces debidamente homologadas: delante, de color blanco, y detrás, de color rojo. Se pueden transportar menores de hasta 7 años en un asiento adicional y con un casco homologados. Los adultos no están obligados a llevar casco, pero su uso es recomendable.

Podrás transportar tu bicicleta en la mayor parte de los transportes públicos de la ciudad, excepto en el bus. Están permitidas en el metro, en los trenes de Renfe, en los Ferrocarriles de la Generalitat y en el Tram, donde hay espacios señalizados específicamente y adaptados para las bicis. Eso sí, mientras que en los Ferrocarriles y en el Tram no hay ninguna limitación horaria, en el metro y en los trenes de Renfe solo se puede subir la bicicleta en horarios restringidos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Aceptar
Medidas de prevención COVID19 en los pisos para estudiantes +info