27-05-2019

Las ventajas de los pisos compartidos de estudiantes

Las ventajas de los pisos compartidos de estudiantes Los pisos compartidos de estudiantes son elegidos por la mayoría de universitarios para residir durante sus años académicos. No obstante, algunos jóvenes pueden ser más reticentes a la hora de compartir una vivienda con gente desconocida, por diferentes motivos, ya sea por no gozar de la suficiente intimidad, temor a no sintonizar con el resto de inquilinos o pensar que la convivencia resulte complicada. De cualquier forma, compartir pisos de estudiantes en Barcelona o cualquier otra ciudad ofrece una serie de ventajas no desdeñables.

Ventajas de compartir piso


- La principal ventaja es que supone un ahorro económico notable. Por ejemplo, un piso compartido por tres o cuatro personas implica un reparto de los gastos del alquiler de la vivienda, puesto que, si compartimos el piso con dos personas más, pagaremos solo un tercio del total del alquiler. Además, aunque el consumo de luz y agua se incrementa, al dividir el gasto entre los inquilinos, la subida compensa. Y, como es evidente, los servicios con cargos fijos, como la conexión a Internet o la línea telefónica, al ser abonados por varias personas, nos pueden resultar realmente asequibles.

- En el caso de que compremos la comida entre todos y cocinemos y limpiemos el piso por turnos, podemos ahorrarnos bastante dinero y tiempo, el cual podemos dedicar a nuestras obligaciones académicas, lo que resulta enormemente beneficioso.

- Además de combatir la soledad y sentirnos más seguros, nuestros compañeros pueden aportarnos información acerca de la ciudad, la universidad y, en definitiva, todo nuestro nuevo entorno. En caso de estar convalecientes por alguna enfermedad, también podemos contar con el apoyo y la ayuda de los compañeros.

- Lo más frecuente es que cada uno de los residentes de los pisos universitarios en Barcelona tenga horarios diferentes al resto, lo que resulta beneficioso a la hora de revisar el correo, regar las plantas o cuidar de nuestra mascota (si contamos con un animal doméstico). Más aún, cuando vamos a estar fuera del piso algunos días.

- Nos da la posibilidad de entablar nuevas amistades. No solo con los compañeros de piso, puesto que conocerás también a los amigos de estos y enriquecerás tu vida social. Incluso, estas nuevas conexiones sociales pueden derivar en oportunidades laborales para cuando acabemos nuestros estudios.

 

Estas son algunas de las ventajas pricipales de compartir pisos o apartamentos de estudiantes en Barcelona y el resto del territorio nacional. Cabe señalar que tener buen ojo en la elección de nuestros futuros compañeros de piso es muy importante. Hay que tratar de estar seguros de que se van a responsabilizar de pagar siempre la parte correspondiente del alquiler y de los demás gastos. Además, hay que procurar que sus comportamientos y hábitos sean compatibles con los nuestros.

 

 

 

 

 


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Aceptar
Medidas de prevención COVID19 en los pisos para estudiantes +info