27-05-2019

¿Cuándo registra mejor tu cerebro?

¿Cuándo registra mejor tu cerebro?

¿Cuál es el mejor momento para estudiar en los pisos de estudiantes de Barcelona? ¿Cuándo registra mejor tu cerebro? Llega un nuevo examen y nos preguntamos: ¿Qué es mejor? ¿Estudio de día o de noche? 

Nuestro principal consejo es que tengas en cuenta un factor básico: si eres diurno/a o nocturno/a. En los pisos compartidos de estudiantes en Barcelona puedes darte cuenta de cómo esto marcará tu energía y disposición a la hora de integrar la nueva información. Aclarado esto, te explicamos razones generales por las que decidirte:



Estudiar por el día



1. Has dormido recientemente y tu cerebro se encuentra más descansado y despejado.Te concentrarás mejor.

2. Durante las horas de luz la mayoría de las personas están activas, disponibles. De esta manera, cualquier duda tuya podrá ser respondida -por compañeros o tutores-. Además, negocios y bibliotecas estarán abiertos y si necesitas consultar información o realizar copias podrás hacerlo. En los pisos universitarios de Barcelona podrás encontrar compañeros activos incluso llegada la noche.

3. La luz del día evita que se te canse la vista. Además, si eres de los que no se distrae, invita a estudiar en un parque, terraza o lugares exteriores.



Pero  el día puede conllevar obstáculos



1. Favorece que puedan surgir más distracciones. Llamadas y mensajes, visitas inesperadas o trámites imprevistos pueden aparecer interrumpiendo el momento de estudio.

2. Es cuando puedes disfrutar de la mayoría de actividades de ocio de tu ciudad. Distraerse un rato es útil para asimilar lo aprendido y no empacharte de información. 



Estudiar por la noche



1. Es el momento en que la mayoría del mundo descansa. El silencio y la tranquilidad te acompañan y son menos probables las distracciones. Esto no ocurre así en la mayoría de los apartamentos de estudiantes de Barcelona, que a cualquier hora del día es difícil estudiar.

2. Estudies en el lugar que estudies difícilmente estará abarrotado de gente. Podrás disfrutar de espacio y soledad: en casa, la biblioteca o el hall de tu residencia universitaria. 

3. La noche propicia tu inspiración y creatividad.



La noche también trae inconvenientes:



1. Para estudiar de noche solemos tomar café y otros estimulantes. Además, sometemos nuestra mente a una fuerte actividad y una vez llegue el momento de dormir, puedes encontrar dificultades.

2. La noche nos coge siempre después de horas despiertos y realizar múltiples actividades durante el día. El nivel de eficacia no es el mismo y el cansancio puede provocar que nos sintamos más espesos a la hora de atender y comprender los nuevos conceptos.

3. Estudiar durante la noche nos obliga a trasnochar. Por ello es posible que duermas menos horas y, aunque no sea así, los achaques del cambio de horario te harán estar más despistado/a al día siguiente.

Con estas pautas estamos seguros de que podrás escoger el horario de estudio que mejor se adapte a tus necesidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Aceptar
Medidas de prevención COVID19 en los pisos para estudiantes +info